Anciano Amb’vani El Jardín de la Transparencia.-El don de la inocencia disipa las zonas de miedo y cuando este miedo se va debilitando, de repente ustedes se dan cuenta y se descubren cómo el cristal Nuclear de la Vida. Y es ahí que reconocen la Transparencia, y la reconocen porque entonces reconocen la pureza, la pureza de lo que realmente son, porque ustedes no son el barro que cubre el cristal, son el propio cristal, y la culpa es disipada.

10511371_530356287091601_7394620504507066814_n

 <ahref=”http://www.ivoox.com/anciano-amb-vani-el-jardin-transparencia-y-audios-mp3_rf_3417854_1.html&#8221; title=”Anciano Amb’vani El Jardín de la Transparencia y de la inocencia”>Ir a descargar</a>

1888940_10203951992337835_3702177379851069577_o

Anciano Amb’vani
El Jardín de la Transparencia
25 de julio de 2014.
Reciban en el cristal nuclear el Amor y las ondas curativas del jardín de la Transparencia. Yo soy el Anciano del Jardín de la Transparencia Amb’vani. En el Cristal nuclear de nuestras formas, en el cristal nuclear de nuestra propia conciencia nosotros nos reconocemos en la unidad, único espacio que reconocemos verdaderamente digno de nuestra manifestación.
… Comunión Vibratoria …

969310_573182679391472_1515429529_n

Cuando la inocencia, radiación luminosa del cristal nuclear de la vida comienza a irradiar disipando las zonas de miedo, entonces el don y el bálsamo de nuestro jardín comienza a tocarlos, esta es la Transparencia. La Transparencia es la capacidad innata de la conciencia para expresar la pureza y el amor de su propósito como Esencia ígnea y eterna más allá de la forma y de la experiencia. La Transparencia es lo que les permite, en su propia experiencia, experimentar los efectos de éste estado Uno. A medida que la inocencia va despertando, disipando las zonas de miedo, la Transparencia vuelve a tomar su forma básica de expresión y esta Transparencia entonces viene a sanar en la mente, el segundo producto del olvido y de la separación: la culpa.

Una vez que el miedo se instala, el miedo a la soledad, miedo a la muerte, miedo a ser un elemento más desconectado en la danza, una gran danza tan grande y aterradora, viene la culpa a hacerles creen ser que ustedes son responsables de este estado.

Por la propia mecánica de la ilusión de la separación, la mente busca formular una razón para este sentimiento de desconexión.

En este intento surge y nace la culpa, la culpa que entonces se perpetúa durante el experimento en la forma, por miles y miles de otras experiencias vanas e ilusorias. ¿Dónde puede haber culpa en aquel que es transparente como un cristal, y que es el Canal prístino de la manifestación de esa Luz inefable, qué sentido alguna vez ha contemplado su aterradora infinitud? Ustedes son el cristal, son la propia Luz de una aterradora infinitud.
A culpa es como el lodo que momentáneamente cobre este cristal, la Transparencia no es algo que se aprende, la Transparencia no es algo que puede ser comunicada, la Transparencia solo tiene que ser develada.
El don de la inocencia disipa las zonas de miedo y cuando este miedo se va debilitando, de repente ustedes se dan cuenta y se descubren cómo el cristal Nuclear de la Vida. Y es ahí que reconocen la Transparencia, y la reconocen porque entonces reconocen la pureza, la pureza de lo que realmente son, porque ustedes no son el barro que cubre el cristal, son el propio cristal, y la culpa es disipada.
En el segundo Jardín de Lis, el Jardín de la Transparencia, que se encuentra en una vasta campiña, bailamos y cantamos con las almas que llegan hasta Lis, para recibir la curación que tenemos para ofrecer. En esta danza y este canto – esto no es un metáfora no, ¿ta? – Ustedes redescubren y recuerdan que la materia no es sólida, que la forma no es fija, que las formas están sujetas a cambios constantes, que el tiempo es más que una ilusión, es tinta, el sitio es papel, pero que también puede ser hoja, que el árbol puede ser un cuerpo, que puede ser un universo … Lo imposible, lo ilógico, la completa deconstrucción, de todo sentido de linealidad es que tenemos para ofrecer en el jardín de la Transparencia.
Entonces, en sus formas sutiles, ustedes llegan adormecidos, en un cierto estado latente, pero pronto están jugando y celebrando la libertad de la vida. Y cuando en su cuerpos físicos ustedes traen la memoria de que son libres, que no hay nada más allá del alcance de la vibración de su corazón, y que el mundo no tiene que ser así y que la transformación de este planeta en Jardín Sagrado del Espíritu Ígneo puede suceder así (Amb’Vani chasquea los dedos) porque el tiempo es la tinta y la ubicación es sólo un papel donde ustedes pintan.
La magnificencia del Ser es lo que tienen que permitir que se exprese a través de ustedes, basta con recordar: ustedes no son el barro, son el cristal que subyace en el.
El jardín de la Transparencia entona una nota maestra: Amb’vani’hú. Cantemos un poco, recordemos juntos, ustedes y yo, la libertad de la vida, la libertad de la magnificencia de lo que somos. Recuerden el tiempo es tinta, el sentido de localización es el papel en el que pintan esta magnificencia.
Amb’vani’hú.
Participantes : Amb’vani’hú
Amb’vani’hú.
Participantes: Amb’vani’hú.
Amb’vani’hú.
Participantes: Amb’vani’hú.
Amb’vani’hú.
Participantes: Amb’vani’hú.
Amb’vani’hú.
Participantes: Amb’vani’hú.
Esta es la nota que ustedes pueden entonar cuando quieran conectarse con el Jardín de la Transparencia.
En el lado oeste de esta gran campiña donde se encuentra el Jardín de la Transparencia, en el Retiro de Lis, hay una pequeña elevación, donde está dispuesto un triángulo de cristales físicos y entéricos del linaje mineral que ustedes llaman fluorita. Este es otro dispositivo desarrollado en colaboración con los reinos de la vida, para las intervenciones energéticas que los Jardines de Lis desempeñan. Al entrar en este triángulo en su forma sutil ustedes experimentan un ápice de lo que nosotros queremos decir cuando hablamos de Transparencia. Allí ustedes vivem la obliteración de la forma.
Esto puede parecer muy distante de su experiencia, pero es extremamente alentador cuando se hace la experiencia de la irrealidad de la muerte y de la forma.
Este cristal fluorita pueden colocarlo a 50 cm. de distancia del cuerpo vueltos hacia el oeste y a través de la comunión con este linaje mineral pueden abrirse a la resonancia y contacto con el Jardín de la Transparencia. ¿Tienen alguna pregunta?
Participante: ¿Puede ser una fluorita de cualquier color?
Si. El contacto, no lo hacen, necesariamente, con el color, sino con la consciencia del linaje mineral, el color determina la forma privilegiada que aquella consciencia, específicamente, usa para establecer su servicio.
Participante: ¿Cómo se debe poner hacia el oeste?
Usted se sienta vuelta hacia el oeste y coloca la piedra a 50 cm. de distancia de su cuerpo.
Recuerden: Esto va a ser un proceso de disipación de la culpa. Es sólo recordar: ustedes no son el lodo, son el cristal. Nunca en cualquier estado conflictivo o desarmonía mental, emocional, mismo físicamente, no deben combatir la impresión de error, la impresión de desarmonía, siempre tienen que reafirmar la harmonía, porque ésta es la realidad, la desarmonía es apenas espuma que se forma con el movimiento de las olas.
Bueno, queden em Paz. Aní Maritumi.
Participantes: Aní Maritumi.

25 de Julio 2014 Anciana Ksumene “El Jardin de la Inocencia” por Selen.
Anciana Ksumene
El Jardín de la Inocencia

25 de julio de 2014
Que la Luz del Jardín de la Inocencia fluya de mi corazón a su corazón, y de nuestro corazón al corazón de la humanidad. Yo soy Ksumene, Anciana del Jardín de la Inocencia, uno de los jardines de curación del Retiro Intraterreno de Lis. Bendiciones y Paz hermanos y hermanas, y gratitud por este recibimiento. Sean bienvenidos a este retiro interior y sagrado del Corazón flameante, donde la Consciencia disipa los velos de la ilusión, donde la Consciencia disuelve las cadenas de la ignorancia y es ofrecida la verdadera Cura la única Curación, el alineamiento a su propósito interno y sagrado.
Este alineamiento al propósito interno y sagrado se traduce para esta humanidad como la Curación del olvido, porque en efecto no hay otra circunstancia, no hay otra situación que hoy deba ser rectificada, a no ser el estado de olvido, esta sensación de desconexión, esta impresión de separación que ustedes experimentan, primeramente consigo mismos y también con todo lo que los rodea. Es de esta primera percepción de separación, que se produce en un momento imposible de rastrear para la memoria ordinaria, de donde surgen todas las otras patologías, dolencias, o aun, estados desordenados, si quieren llamarlo así.
A partir de la primera percepción de separabilidad, ustedes también experimentan otro estado desordenado o desviado de la mente, a este veneno nosotros damos el nombre de miedo. El miedo es uno de los primeros venenos que se instalan en la mente cuando ustedes se perciben separados. Esta primera percepción de la separación, comprendan que no está relacionada a una percepción sensorial, tampoco psicológica, ella es una percepción interna, un poco más profunda de lo que las emociones superficiales que ustedes comúnmente experimentan, y esta primera percepción de separación- separación de la Divinidad Eterna y eternamente pura, separación y desconexión de la pureza esencial del Ser. Es esta primera percepción que coloca la mente en un estado desviado del arquetipo del Reino Humano, y este estado, es el estado de miedo. El alma entonces se cree un individuo y la fuerza de la creación es desviada para la mantención de una existencia individual, querer que esta existencia individual se desenrolle en un plano sutil-energético, querer que esta existencia individual se desenrolle en un plano psicológico, emocional o incluso en una forma física.
Este veneno, o miedo, destila una horda de otros estados emocionales y psicológicos. Pero el propósito de nuestras interacciones en estos días en que ustedes se abren y que nosotros nos disponemos a interactuar con ustedes en la frecuencia de los Jardines de Cura de Lis, no es para darles explicaciones al respecto del funcionamiento de la psique, ni para meternos en una discusión interna, o en una investigación mental de estos estados y de la razón de estos estados, es más bien compartir con ustedes el bálsamo de la curación. Para este estado de miedo, cualquiera que él sea, y como sea que se presente, los Jardines de Cura de Lis les ofrece el don de la Inocencia.
Este es el primer Jardín de Lis, puerta de entrada al Retiro Intraterreno de Lis, en una línea de tiempo y espacio donde hay objetivación física, formal. En este Jardín nosotros recibimos a muchos de ustedes, y desde los últimos anos, cuando las puertas de interacción con la realidad intraterrena se tornaron más activas, nosotros recibimos cada vez mas seres provenientes de la superficie, que son atraídos por resonancia y por su propia calidad vibratoria a nuestros templos de Cura. En este primer Jardín, el Jardín de la Inocencia, ustedes redescubren la capacidad innata de la relación justa y amorosa.
Este Jardín se encuentra en lo que ustedes denominarían un gran bosque. Si bien no es en esta forma como nosotros nos relacionamos con la vida planetaria, este es un término que tal vez ustedes puedan comprender.
Exactamente en este punto comienza nuestro trabajo, donde ustedes redescubren y recuerdan para posteriormente traer y actualizar en el cerebro físico el estado esencial del alma con la que se relacionan con todas las cosas, todos los seres, en ustedes y a su alrededor, no a partir de un sentido individual, separado, fragmentado y limitado, sino a partir de la resonancia amorosa y luminosa que vibra de Esencia a Esencia, de Corazón a Corazón. En el Jardín de la Inocencia ustedes son puestos en contacto con diversas formas de vida mineral, vegetal, humana, dévica, elemental, y con cada una de estas formas de vida nosotros los conducimos a recordar la forma original, natural y espontánea del corazón, comunicarse, relacionarse, servir y recibir Amor.
A medida que ustedes, en el Jardín de la Inocencia, van relacionándose y despertando de cierto entorpecimiento – que es la forma como la mayoría de ustedes llega hasta nosotros – en ese nivel de vigilia, llaves van siendo giradas y la persona que ustedes interpretan aquí comienza a ser tocada por esta remembranza, por este recuerdo de la naturaleza esencial de sí mismos, y de todo lo que los rodea.
Por todo el Jardín de la Inocencia, hermanos y hermanas de Lis conducen a aquellos que llegan hasta nosotros por este proceso de despertar de este estado de torpeza energético. En sus formas sutiles, por lo menos la mayoría, es así que ustedes llegan a los Templos de Curación de la Intraterra, en un estado de entorpecimiento, como si estuviesen realmente dormidos, insensibles e indiferentes, siendo guiados apenas por una inteligencia instintiva e innata de la vida que pulsa en el interior de cada forma, es ésta inteligencia primaria y primordial que activa también los lazos de resonancia y de vibración y los conducen a los lugares vibratorios más apropiados para que hagan el proceso que tienen que vivir del despertar y curación del olvido.
En el Jardín de la Inocencia, cuando ustedes llegan son recibidos con Amor, Servicio y prontitud, y son conducidos entonces a este redescubrimiento de una relación justa, amorosa, y receptiva, con todos los seres. Porque, la Inocencia es el gran antídoto para el miedo. Es la incapacidad de herir y de causar daño, que es verdaderamente la curación del miedo, es la Inocencia, es la esencia pura y prístina del Ser – yo les pido, por favor, reafirmen esto aquí – y en esta esencia luminosa, incapaz de causar daño, incapaz de herir, incapaz de rechazar violentamente sea lo que sea, en este estado es que ustedes tocan la naturaleza original, primordial y pura de su Ser.
Es preciso que recuerden que son seres de puro Amor y luminiscencia, es preciso que recuerden que sus almas, las almas humanas son forjadas en el Fuego del Amor Cósmico y Universal, y es nuestro papel como servidores en este gran Reino Humano Cósmico darnos al mantenimiento, desenvolvimiento y disipación de todas las formas en este mismo Fuego Primordial, que es el útero del cual nacemos.
Por tanto recuerden, que cuando despiertan, integran, alimentan y buscan en la Inocencia, ésta Inocencia del Corazón, que no juzga, no rechaza, no intenta manipular o atraer, simplemente reconoce la Unidad de todo y todas, es ahí, en esta Inocencia que el Ser puro y original se revela, y en esta revelación el miedo es disipado, desde sus formas de expresión mas superficiales hasta aquel nivel donde el miedo está instalado en la célula misma. La sobrevivencia es una farsa, la sobrevivencia es una gran comedia teatral, es una historia que ustedes voluntariamente decidieron interpretar en este escenario, pero que no es necesario para el mantenimiento de las formas en el océano de la Vida cósmica. La potencia del Amor y del Ser no lleva a un sentido de sobrevivencia, sin embargo, no se preocupen, no es intentando enfrentar a este instinto de sobrevivencia, que ustedes lo transcienden, no. Recuerden: en el Jardín de la Inocencia ustedes son llevados a recordar la forma pura y original de relación amorosa y luminosa consigo mismos y con todo lo que los rodea.
La forma geométrica que este Jardín de la Inocencia vibra en sus formas, sutiles y físicas también, es el círculo, y como un círculo el Jardín de la Inocencia está dispuesto en el Retiro Intraterreno de Lis. En el centro de este Jardín se encuentra una esfera, producida a partir de la forma mineral que aquí denominan hematita. En esta esfera, ustedes son conducidos, varias veces, a entrar en ella y experimentar por algunos instantes, hasta que estén readaptados a este estado que de hecho es el verdadero estado de la mente: la disipación de la forma y de la consciencia.
Esta es una gran esfera de hematita, una herramienta de curación producida por nosotros en colaboración con muchos de sus ancestros, en un campo vibratorio y energético específico, dentro del cual la forma energética – y no la forma física – es inducida a un estado de parada de todas las percepciones. Esto dura algunos instantes, y en esos instantes el miedo original, primordial de la experiencia de olvido se muestra, y entonces ustedes tienen la oportunidad de curarse a sí mismos, recibiendo este miedo que se muestra, con una actitud amorosa. Esto es solo un ejemplo de una de las formas como en el Jardín de la Inocencia nosotros los conducimos o les ofrecemos las herramientas más adaptadas a la experiencia de su naturaleza original, y nuestra naturaleza original.
Me gustaría también dejarles una herramienta para que puedan trabajar aquí en este nivel de vigilia a partir de la forma que ustedes animan, de esta forma física, con el Jardín de la Inocencia. Hay dos formas muy simples de conectarse a la energía del Jardín de la Inocencia. La primera de ellas es a través de sonidos, a través de la clave vibratoria del Jardín de la Inocencia, que es K’sumene’há. Solo poniéndose en estado de receptividad y aceptación por algunos minutos, entonando esta clave y colocándose en un estado de entrega, ustedes predisponen tanto a la forma física como energética para ser acogidos en este Jardín.
Otra forma que puede ser usada inclusive junto con esta primera, es sentarse de frente hacia el norte geográfico y depositar una piedra de hematita a 50 centímetros de distancia del cuerpo, comulgar con este linaje del Reino Mineral, y emitir la intensión de un contacto, de una comunión e interacción con el Jardín de la Inocencia, para la curación del miedo, para la disipación del instinto de sobrevivencia.
Yo los invito ahora a un espacio de comunión, recepción, compartir con las energías del Jardín de la Inocencia.
…Efusión Vibratoria…
Aní Maritumi, hermanos y hermanas.
Participantes: Aní Maritumi.

16 de Julio 2014 “Los Jardines de Cura del Retiro Intraterreno de Lis” por Selen.
Los Jardines de Cura del Retiro Intraterreno de Lis
(Mensaje canalizado por Selén.

16 de julio de 2014 –
Saludos hermanos y hermanas …

Participantes: saludos.
Soy Elaian del Retiro Intra terreno de Lis. El motivo de mi presencia en este encuentro, en medio de ustedes, se relaciona a la apertura de los trabajos al que este grupo fue invitado a desarrollar con la energía de los 6 Jardines de Cura de Lis.

El Retiro Intra terreno de Lis es eminentemente, un Retiro Dévico. Esto significa que el núcleo o la esencia de este retiro se compone de lo que ustedes llaman conciencias dévicas o angélicas, porque el gran propósito de este retiro, o la energía que este retiro canaliza, se conecta al Reino Vegetal. Por lo tanto el verdadero Retiro de Lis no esta manifestado físicamente. Si ustedes requieren una imagen o una forma, visualicen el Retiro de Lis como un gran – una gran símbolo envolviendo a todo el planeta. Una estrella de seis puntas, de todos los colores que puedan imaginar y algunos más, todos ellos, sin embargo, vibrando en un tono del color que conocen como azul índigo.
El gran Consejo de Lis está compuesto por consciencias dévicas, también por las grandes consciencias regentes del Reino Vegetal. Sin embargo, cuando el planeta Tierra entró en el experimento de olvido, y junto con ella, una parte de la humanidad que vivifica un aspecto de esta vida planetaria. Y Lis, como donación, tradujo o manifestó parte de su arquetipo en un nivel físico, en una determinada línea o coordenada de tiempo y espacio en el corazón de la Tierra, o Intratierra. Esta parte de Lis que entonces tomó forma, que encarnó, podemos decir, en la materia objetiva, es lo que nosotros llamamos los 6 Jardines de Curacion de Lis.

Esta es la parte de Lis que se da en servicio, para recibir y acompañar las almas humanas, tanto en la experiencia de descenso al olvido, como de liberación de este estado de ignorancia. En este sentido, los 6 Jardines de Lis son lugares físicos y objetivos. Cada uno de estos jardines obedece en su estructura física, o arquitectónica como ustedes dirían, a un padrón específico geométrico y está constituido en su estructura arquitectónica por un tipo de piedra, cristal, o mineral en particular. La constitución física de cada uno de estos jardines, está relacionado, desde luego, con la función y servicio que estos Jardines desempeñan, para la humanidad en olvido en la superficie del planeta, y en todos los Reinos de la Tierra que fueran afectados por este olvido.
Así, cada Jardín lidia con un veneno, un veneno de la mente. ¿Qué quiere decir esto? La mente, como algunos hermanos probablemente ya les hablaron, es el velo más próximo a la chispa, es el velo más próximo del sentido de universalidad en cada alma, es la ropa, si podemos decir, más próxima al alma. Es también el material plástico de la manifestación, es la substancia de la manifestación objetiva. El proceso de manifestación objetiva comienza a tomar definitivamente forma o cualquier cosa que pueda recibir este nombre, en la mente. Por lo tanto es en la mente que está la semilla del olvido, de la ignorancia, y es en ella que está este nudo, esta semilla debe ser aplastada. Y no digo “aplastada”, intentando traducir un sentido de violencia, no, ella debe ser aplastada porque esta semilla produce una determinada substancia que, como toda substancia unida a otras, o usada aisladamente en una determinada cuantidad, tiene sus efectos maravillosos para la vida. Disculpen, tal vez esto sea exceso de contacto con el Reino Vegetal. De todos o modos, cada Jardín de Lis labora con un aspecto de la ignorancia, este patrón de comportamiento que comienza a manifestares en la mente, en este nivel de manifestación y de organización de la materia.
Este estado de ignorancia, se manifiesta primeramente como un sentido de desconexión de lo que realmente cada uno de nosotros somos, y de lo que la vida en efecto Es, se manifiesta en una forma deformada, o desviada de su patrón original, por un mecanismo de relación, o un mecanismo de sentimiento que también está deformado, y tiene 6 aspectos o 6 pilares si se quiere. Cada uno de estos pilares o de estas líneas divisorias del estado de ignorancia, nosotros lo denominamos un veneno de la mente, y para cada uno de estos venenos existe un antídoto. Y estos antídotos son suministrados a las almas en encarnación en este planeta, en estos Jardines de Cura de Lis.

El Retiro Intra terreno de Lis no desempeña un papel preponderante concerniente a la transición planetaria, en su aspecto de evacuación. ¿Qué quiere decir esto? Que el Retiro Intra terreno de Lis, en su estructura objetiva, no tiene condiciones para albergar cuerpos, o seres humanos en un momento de evacuación, a una determinada altura de este proceso de transición que implicará que algunos cuerpos sean trasladados a una coordenada de tempo-espacio Intra terreno. Sin embargo, la manera como el Retiro de Lis se relaciona con el Reino Humano es recibiendo en sus Jardines a las almas, para trabajar determinados aspectos o determinadas etapas de curación del olvido.

Esto de cierta forma siempre aconteció, muy limitadamente, porque era algo disponible para pocos. No porque nuestras puertas estuviesen cerradas, no es por eso, sino porque las condiciones planetarias, vibratorias y del ser humano en particular, no permitían un contacto más próximo. Entonces, este contacto con las energías y los Jardines de Curación siempre se dieron a través de intermediarios en encarnación. Pero, con los cambios que se vienen produciendo en el planeta, de las cales yo espero que ustedes hayan participando conscientemente, se abrió la oportunidad para una mayor interacción, y desde la convergencia tetracoságona, algunos grupos de almas vienen siendo conducidos regularmente, podemos decir así, a los Jardines de Lis para hacer su proceso, o de determinadas etapas del proceso de curación del olvido.
Hoy, en este momento, no en este segundo en el que estoy hablando, en este momento en un sentido mas abstracto – todos ustedes son conducidos a los Jardines de Lis, la gran mayoría inconscientemente, pero algunos de ustedes tienen experiencias registradas en el cerebro, respecto a esto, si bien generalmente, no lo interpretan de la manera más acertada. De todos modos, lo que importa es que la curación está siendo procesada.

Entonces, los días 25, 26 y 27 del presente mes, 6 consciencias humanas del Retiro Intraterreno de Lis, cada una de ellas responsables por un Jardín en particular, estará aquí con ustedes para guiarlos, podemos decir – aquellos que estuviesen aquí presentes y desde luego aquellos que tomaran contacto con esta información y con la vibración de estas intervenciones – a través de estos 6 Jardines de Curación de Lis. El propósito de esto no es saciar una curiosidad. El propósito de esto tampoco es despertar en ustedes imaginaciones vanas, o aun, visualizaciones sin sentido. Para aquellos que ya tienen ciertos potenciales multidimensionales activos, esto será una oportunidad de darles referencias vibratorias en estas intervenciones, y algunas claves silenciosas serán transmitidas, de Corazón a Corazón, lo que les permitirá tal vez dar un paso más en cuanto a asumir “Servicio”.
Por otro lado para aquellos que aun se sienten tanteando en esta experiencia más amplia, que transciende el límite de la forma, estas intervenciones traerán la vibración de un gran impulso para sentir la vida que pulsa en el interior de la Tierra, de forma más próxima, más viva y más real, o por lo menos así lo esperamos. Para los demás será una oportunidad para entrar en contacto con cada una de estas energías de los Jardines de Curación de Lis, de manera más objetiva, clara, precisa, porque todos los hermanos que intervienen aquí, con ayuda del material que está disponible para nuestra manifestación, intentamos siempre relacionarnos con ustedes en la mayor transparencia, utilizando un verbo preciso, o por lo menos lo más preciso que pueda permitirnos la mente que usamos aquí, para conectarnos con ustedes a nivel de la palabra.

De todos modos, por detrás de estas palabras hay vibración y es hacia esta vibración que debe dirigirse su atención en estos tres días, para permitir ser tocados en un nivel más consciente incluso en esta forma física, por estas energías de cura, de curación del olvido, porque lo que Lis ofrece no se trata cura del cuerpo, hay otros hermanos que trabajan con eso. Ya que no puede haber curación de la forma antes que haya cura de la forma sutil, o de los mecanismos y de los condicionamientos que regulan parcialmente la forma sutil y la forma física. Las energías que actúan en los Jardines de Cura de Lis son adaptaciones, adaptaciones de la energía femenina para la experiencia de olvido, y en estos Jardines de Cura serán disueltos en el Éter planetario, en cuanto la experiencia de olvido finalice. Sin embargo, cada uno de estos Jardines, cuanto sirven a la humanidad, también destilan de la semilla de la ignorancia un sumo, y esta es nuestra parte.
¿Tienen alguna pregunta hermanos?

Participantes: No.
Les deseo para los días venideros, en que entraran en contacto con mis hermanos y hermanas de Lis, una óptima experiencia. Espero que ustedes se abran a partir del Corazón para relacionarse con nosotros a un nivel mas profundo, más verdadero también.
Queden en paz, hasta otro momento. Aní Maritumi…

Participantes: Aní Maritumi!
Traducción: H. N.Transcripciones hechas por los colaboradores de la Escuela de la Luz Viva)
http://www.escolaluzviva.com.br

Acerca de Emisaria Amor

Exorcista y Terapeuta Esenia
Esta entrada fue publicada en Mensajes Maestros Ascendidos--canalizaciones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Anciano Amb’vani El Jardín de la Transparencia.-El don de la inocencia disipa las zonas de miedo y cuando este miedo se va debilitando, de repente ustedes se dan cuenta y se descubren cómo el cristal Nuclear de la Vida. Y es ahí que reconocen la Transparencia, y la reconocen porque entonces reconocen la pureza, la pureza de lo que realmente son, porque ustedes no son el barro que cubre el cristal, son el propio cristal, y la culpa es disipada.

  1. Martha Alicia Rizo A dijo:

Los comentarios están cerrados.